Más allá del mar. Laura Miranda. Bitácora de mis pasiones.

Más allá del mar
Más allá del mar

Cuando comienzo  una reseña, dentro de todo lo que me puede pasar hay dos situaciones que son las más complejas. Cuando el libro no es demasiado atrapante, me cuesta encontrar términos o expresiones  para armar mi reseña. Con Más allá del mar de Laura G. Miranda, al ser un libro tan movilizador,  temo no hacerle justicia con mis palabras.

La autora  tiene esa capacidad que sólo tienen los grandes escritores, de llevarte por innumerables sentimientos, todos al extremo. Si te vas a reír lo vas hacer hasta que te duela el estómago, pero si vas a llorar lo vas hacer desde lo más profundo del alma. Laura no maneja las medias tintas. Más allá del mar es un libro estremecedor del cual nadie puede salir ileso después de haberlo terminado.

Un libro pude ser movilizador por varios motivos. Uno de ellos y creo que  es uno de los más complicados por parte del autor, es la construcción de los personajes. En Más allá del mar,  están tan bien construidos y analizados, que es imposible no empatizar con ellos. Son personajes que reconocemos en nuestra vida diaria  y eso tiene más mérito: trabajar desde la realidad es mucho más complejo. Viven situaciones de la vida, como las que  me pasan a mí, como  las que te pasan a vos; situaciones reales, dolor, soledad, inseguridades,  perdonar y perdonarse, aceptación, errores, valores éticos y morales, los mandatos sociales transmitidos de generación en generación,  y sobre todo el amor en el estado más puro, aquel que traspasa las esferas de la realidad y lo posible.

Todas estas situaciones son las que se plantean en Más allá del mar. Laura hace de este libro un gran instrumento de comunicación. Ella maneja los grises, y en esta novela  podés ver y entender; que en la vida nada es absoluto, no todo es blanco o negro.; que las heridas se cierran cuando empiezan a cicatrizar y eso sólo sucede cuando aceptamos lo vivido; que romper mandatos sociales que lastiman está bueno, pero sin morir en el intento; que la soledad es necesaria pero no sentirse solo; que la vida es hermosa y hay que  vivirla a pleno, porque lo que importa es el hoy -el pasado ya pasó y el futuro es incierto-. Pero lo más importante que me llevo de esta historia es que no es necesario ver para saber qué es real. Lo más importante es lo que el corazón puede sentir.

Como se podrán imaginar el mar es el gran protagonista de esta novela. No sé si  todas, pero creo que la mayoría de las personas que vivimos cerca del océano siempre nos sentimos atraídos por su fuerza, por su belleza, por todo lo que es y lo que significa; por todo lo que trae y por lo que se lleva. Cuando terminé el libro, tuve que ir a verlo  y lo vi diferente, lo vi más lindo, lo vi inmenso, lo vi como un gran guardián de recuerdos, de historias vividas, lo vi como expectante, lo vi por primera vez como alguien que observa.

Les recomiendo Más allá del mar de Laura G. Miranda porque es un libro que trabaja la diversidad -de personas, de opiniones, de sentimientos, de valores-. Creo que en los tiempos que corren es necesario aceptar y vivir con la diversidad. Por eso no lo recomiendo sólo a algunos: yo creo que todos deben leerlo.

Como clavel del aire de Patricia Coria. Bitácora de mis pasiones.

Como clavel del aire
Como clavel del aire

Como clavel del aire -escrito por Patricia Coria– es una novela que  leí muy rápido. No sólo por la forma que tiene Patricia de narrar, sino también por ser una historia muy entretenida, que no podía soltar.

En la novela se cuentan varias vidas en paralelo, con oscilaciones en el tiempo. No es una historia lineal, por ende quizás se necesita más atención por parte del lector.

Pilar, Martín y Lautaro son los protagonistas de Como clavel del aire. Durante toda la novela sus vidas nunca se cruzan, esto hizo que todo el tiempo me pregunte cómo iba hacer la autora para cerrarlas, o si en algún punto -quizás llegando al final- las juntaría. Y con relación a esto, debo decirles que me encantó el final, es una conclusión muy bien trabajada, una conclusión  que cierra – si se quiere- todas las Historias.

Como personaje, el que más me gustó fue Martín -por su dedicación, fortaleza, tenacidad y  convicción- aunque  los tres protagonistas son muy valientes y decididos.

En cambio Fernanda y Victoria -personajes secundarios-  por momentos generaron un poco de rabia en mí; no por ser las “malas” de la trama -muy lejos están de eso- pero tienen una personalidad que no encaja conmigo: una por ser demasiado sensible y la otra todo lo contrario.

La autora hace un profundo relevamiento de información, con respecto a varios temas en la novela, lo cual le da a la historia un marco sólido, que explica el por qué de varias cosas.

El título es la frutilla del postre, siempre me gusta analizarlos, tratando de encontrar la relación con la historia. Creo que en este caso no hubiera podido ser otro. ¡Me quito el sombrero ante esto!

Hay algo que me gustaría que sepan: conozco personalmente a Patricia y tiene un tono de voz suave, delicado, y una forma de hablar  que la escucharía por  horas. Y cuando comencé a leer Como clavel del aire, sentía que me lo narraba ella misma -con su perfecto tono de voz-. Nunca me había pasado eso con un libro, en cada palabra escrita, yo escuchaba a Patricia. ¡Fue increíble!

Les recomiendo Como clavel del aire, es una novela que trata sobre las raíces, la identidad, la familia y los amigos, contada desde varios puntos de vista diferentes. Los temas aquí expuestos son trabajados  tan minuciosamente que da gusto leerla.

Algunas novedades en el género histórico. Bitácora de mis pasiones.

Hola gente, hoy les traigo algunas novedades del género histórico. Particularmente me gusta este género, siempre y cuando le encuentre la dosis justa. Les dejo para que se entretengan!

Género histórico
Salvaje Género histórico

Salvaje. Urquiza y sus mujeres, de Florencia Canale es la primera recomendación del género histórico que les traigo.

Sinopsis

“Justo José la atrajo hacia sí y, en un abrir y cerrar de ojos, bajó la mano hasta el ruedo de la falda.”

Durante su vida, Justo José de Urquiza acumuló tierras, fortuna y poder. Pero su carácter salvaje y arremetedor tuvo un correlato en su vida privada.
Con una lista interminable de conquistas amorosas, el caudillo entrerriano fue conocido como “el coleccionista de mujeres”. Era legendario el número de sus hijos, dispersos por todo el territorio de su provincia. Transformado en el hombre fuerte de la Confederación, supo capear los momentos más difíciles de la sangrienta historia argentina. Mientras tanto, una y otra vez se dejaba fascinar por el encanto femenino, sin reparar en habladurías ni convenciones. La llegada de Dolores Costa a su existencia pareció anunciar un período de sosiego. No contaba con el traidor agazapado, el ladero aparentemente fiel que supo esperar para vengar el honor mancillado de su tía. Un “asunto de faldas”, al decir de la época, selló así irónicamente su destino.
Después de su trilogía dedicada a Juan Manuel de Rosas, Florencia Canale narra la vida extraordinaria de otra gran figura nacional. Esta nueva novela vuelve a demostrar su talento único para dotar de carnadura a los personajes que, con sus claroscuros, forjaron la República.

El tatuador de Auschwitz. Género histórico
El tatuador de Auschwitz. Género histórico

El siguiente libro del género histórico que les traigo es: El tatuador de Auschwitz de Heather Morris

Sinopsis

Hay numerosos libros sobre el Holocausto, pero ninguno como este. Se basa en una increíble historia real detrás de uno de sus símbolos más potentes: los números azules tatuados en los brazos de los prisioneros de los campos de concentración.
Cuando a Lale Sokolov le fue encomendada la tarea de tatuar los números en las víctimas que –como él– eran encerradas en Auschwitz, usó la mínima libertad que su rol le permitía para intercambiar joyas y dinero de judíos asesinados por comida para ayudar a otros a sobrevivir. De ser atrapado, lo habrían matado al instante. Muchos judíos le debieron la vida.
Lale se propuso vivir una vida tan plena como le fuera posible dentro de esas terribles circunstancias. Una mañana, en la fila de prisioneros que esperaban para ser tatuados, una joven temblorosa llamó su atención. Para él fue amor a primera vista y se juró que, si lograba salir del campo, la buscaría hasta encontrarla.
Durante cuatro años, Heather Morris entrevistó a un anciano Lale Sokolov. Apoyándose en sus encuentros y en abundantes documentos pero con la potencia de la mejor de las ficciones, El tatuador de Auschwitz narra esos hechos que permanecieron casi desconocidos durante más de setenta años. Por trágico que sea el relato, es un llamado a la esperanza y al coraje. Y, sobre todo, una inolvidable historia de amor y supervivencia.

Espero les hayan gustado estas novedades en el género histórico. Les dejo los enlaces de compra de Amazon en versión física.

Semillas de mandarina. Marcela Chiquilito.

Semillas de mandarina
Semillas de mandarina

Semillas de mandarina escrito por Marcela Chiquilito es una historia cargada de sentimientos. Que se lee muy rápido dada su estructura narrativa  de prosa ágil.

Semillas de mandarina es una historia narrada en dos tiempos -no es una historia lineal- la autora nos lleva hasta la Segunda Guerra Mundial, para luego traernos a la realidad de una Argentina de 1980 -dictadura militar, guerra de Malvinas-.

La historia fluye rápidamente y quedé atrapada queriendo saber más y más de la vida de Gabriela e Isabel. Madre e hija separadas por un hecho concreto, dando el punto de partida de esta historia.

En Semillas de Mandarina la autora presenta un diario íntimo de una de las protagonistas -Isabel- como recurso  para entender o desenredar la maraña de sucesos que se presentan  en la vida de Gabriela -su hija- el cual me pareció muy acertado.

Marcela Chiquilito tiene una forma natural de escribir, como si las palabras brotaran de su corazón para ser plasmadas en la hoja.  Si bien es una historia de reflexión, de segundas oportunidades, de encuentros y desencuentros, también es un libro donde el contexto histórico está  bien desarrollado.

Gabriela, como ya dije, es una de las protagonistas; su vida y la realidad en la cual está inmersa -trabajo, familia, matrimonio- esta muy bien trabajada. Su carga emocional  ante lo que le toca vivir, producto de sus propias decisiones, se desarrolla de una forma impecable. Quizás en algunos momentos me provocó un poco de enojo su indecisión, pero poniendo las cosas en contexto y en perspectiva, entendí su forma de actuar.

Les recomiendo Semillas de mandarina, es un libro que les tocará el corazón.