La partitura. Música para Ádam

f56e19ae0846ea1fb9c4a77b127e75e8Cuando comencé esta novela de Anna Casanovas, nunca me hubiera imaginado que era posible sentir la música y la pasión con solamente leerla. Lo que me transmitió esta obra fue mucho más allá de la  emoción, del amor, de la alegría; creo que estaría horas para tratar de encontrar una palabra exacta que describa ese sentimiento.

Anna nos lleva con gran destreza a lo más simple y cotidiano de la vida, a algo que casi todos tenemos en diferentes formas pero son muy pocos los que realmente lo pueden ver: el amor. Ésta obra nos conduce al amor de hermanos, de familia,  de amigos y  al de los enamorados.

La historia transcurre en dos tiempos distintos, miles y miles  de  años de distancia pero envueltos por la misma pasión. Amantes desencontrados, tenacidad y fortaleza para combatir hasta el obstáculo más alto para reencontrarse. Y la música como escenario de esta obra magistral que es la vida.

El libro está contado casi totalmente en tercera persona, por un narrador omnipresente; salvo cuando es la partitura quien narra, una de las particularidades que más me gustó de la narrativa. ¿Quién mejor que la misma protagonista para narrar su propia historia?!!!

Anna tiene esa forma de escribir de modo tal, que cada palabra te llega directo al corazón, cada página es aprovechada hasta el máximo, lo cual a veces  es difícil de lograr.  Tiene una forma de narrar la historia, de explicarla con tanto sentimiento que es imposible no conmoverse.

Es el primer libro que leo que está ligado tan fuertemente a la música,  lo que ésta genera en quienes realmente pueden escucharla. Y cuando digo escuchar no me refiero al mero hecho de oír, sino de entenderla, de disfrutarla, cuando llega directo al corazón, cuando te eriza la piel. Cuando un compás trae un hermoso recuerdo a tu mente y se cuela por tu corazón.

Laura

 

Un comentario sobre “La partitura. Música para Ádam

Anímate y deja un comentario