Lo que amo de Dublín. Amanda Laneley

Lo que amo de Dublín
Lo que amo de Dublín

Sinopsis Lo que amo de Dublín

“Supongamos que eres una mujer que siempre ha querido conocer el mundo y un día te rompen el corazón. ¿Qué harías? Tal vez largarte como hizo Sara que se marchó a Dublín a pasar las penas. Solo quería empezar de cero y olvidarse de todo disfrutando del verde de Irlanda, de la música celta y de sus famosos bares; sin embargo, su vida da un giro total cuando se encuentra viviendo bajo el mismo techo que Daniel, un atractivo y terco irlandés.
Tanto Daniel como Sara cuentan con razones de sobra para no enamorarse, pero el amor tiene otros planes.
Todo se complica aún más con la prohibición de tener líos amorosos entre los compañeros de casa; una regla inquebrantable que rige también para los otros residentes: un desenfadado donjuán, un despistado músico y una nueva amiga de lo más entrometida. ¡Un divertido hogar intercultural al que Sara debe adaptarse! Y por si eso fuera poco, también debe lidiar con acalorados malentendidos con Daniel, con un ex novio muy insistente y con comprometedoras situaciones con un sexy francés”

Lo que amo de Dublín me lo hizo llegar su autora Amanda Laneley, a la cual doy las gracias por interesarse en mi opinión. ¡Gracias Amanda!

Reseña de Bitácora.

Lo que amo de Dublín es una historia de amor, de amistad, de perseguir el sueño. De lograr reunirnos con personas que busquen el mismo objetivo y dejar de perder el tiempo con aquellas que sabemos no vamos a poder cambiar simplemente porque no quieren hacerlo.

Me gustó mucho la dinámica del libro. Los cinco integrantes de la casa, poseen personalidades totalmente diferentes y eso hace una interesante interacción entre los mismos. La realidad en la que viven, signada por problemas económicos los hace más humanos y por lo tanto más cercanos. Odio al protagonista todopoderoso, multimillonario.

Quizás por momentos la indecisión de los actores principales -Sara y Daniel- me resultó un poco tediosa. Si bien es sabido que el ser humano es indeciso, problemático, testarudo e inseguro, quizás en Lo que amo de Dublín, a mi parecer se extendió demasiado. Y eso fue lo único que menos me gustó.

La pluma de la autora es sin duda mágica a la hora de describir paisajes, hace posible que la imaginación del lector viaje a miles de kilómetros, pudiendo así sentir y visualizar esos recovecos del mundo tan maravillosos. Sara –protagonista de esta historia- tiene una fascinación por los paisajes de Irlanda, sus verdes, sus acantilados…

Me encanta cuando en un libro se hace referencia o mención de películas, alguna determinada obra de arte, un lugar arquitectónico emblemático, canciones. Me parece que logra una conjunción increíble entre diferentes lenguajes artísticos  y también un aprendizaje. Que el leer una novela te  despierte la curiosidad y te  provoque  buscar o investigar ciertas cosas, me parece asombroso. La autora de Lo que amo de Dublín -Amanda Leneley- hizo una gran investigación y se notó.

Siempre cuando leo un libro, si hay alguna frase que me gusta -y en este caso fueran varias- la suelo remarcar. En lo que amo de Dublín me quedo con ésta: “¿Pero cómo uno se da cuenta de que  lo que siente es verdaderamente amor? Armando sonrió. -Si alguien se plantea esa pregunta es que realmente no está enamorado –digo con total convicción- . El amor, Sara, es como un orgasmo. Cuando lo sientes, lo reconoces, lo sabes. Es así de simple.”

9 comentarios sobre “Lo que amo de Dublín. Amanda Laneley

  1. Gracias Laura por tu reseña. Es un placer que te haya gustado y que hayas notado el trabajo que hay detrás. Te cuento que la razón por la cual me documenté bien es porque tuve el privilegio de vivir en Dublín durante un año.
    Un abrazo,
    Amanda Laneley

    1. Gracias Amanda por pasar por aquí. Verdaderamente se notó la investigación que hiciste, por eso lo resalté. Un gran abrazo y gracias por darme la oportunidad de conocer “Lo que amo de Dublín”.

  2. Lau,
    Hoy no me queda otra que hacerte una confesión.
    Así y por eso me marché a Londres cuando todavía era muy muy joven y allí viví 13 felices años de mi vida (casi ná!) No me encontré con el Daniel de tu libro pero sí encontré a muchas personas, muchas vivencias, e incluso más y más cosas …

    1. En serio???? Wow que flash trece años!! Seguro te quedaron hermosos recuerdos, momentos compartidos y personas entrañables!! Gracias por compartir un poquito de tu vida conmigo. Abrazo!!!!

      1. Muchísimos recuerdos y momentos de todos los colores, pero el ‘pupurrí’ de colorido final en la paleta estuvo bien, no me quejo, Lau, y tan sólo tenía entonces 18 años!
        … siempre feliz de compartir contigo
        Abrazo

      2. Todo en la vida es aprendizaje. Lo cierto es que algunos duelen un poco. Pero bueno… De eso se trata vivir no?

Anímate y deja un comentario