Mujeres que compran flores de Vanessa Montfort.

Mujeres que compran flores
Mujeres que compran flores

Hoy terminé Mujeres que compran flores de Vanessa Montfort. Debo reconocer que me costó un poco concluirlo. En las cuatrocientas cuarenta y ocho hojas que conforman este libro, suele haber momentos de profunda reflexión, quizás algunos muy repetitivos. Sólo por eso me ha llevado más tiempo del habitual.

El jardín del Ángel, una floristería ubicada en el barrio de las Letras será el lugar de encuentro de estas mujeres que por azar cruzarán sus vidas. Comprando flores por diferentes razones conocerán a Olivia quien junto al árbol de Olivo, también protagonista de este libro, les presentarán un nuevo paradigma emocional.

Mujeres que compran flores es la historia de cinco mujeres que todavía no han encontrado su camino. Mujeres que uno pensaría, por la edad -rondan los cuarenta años- tendrían que tener varias cuestiones ya resueltas. O por lo menos ese es uno de los paradigmas  de esta  sociedad, la cual condena a las mujeres por no tener hijos, por estar sola a los cuarenta, por priorizar su vida y su felicidad antes que ganar dinero. Todas esta cuestiones e interrogantes son los que se plantean estas cinco protagonistas.

Lo que me ha dejado Mujeres que compran flores es la certeza de que hay demasiadas presiones sociales para el “sexo débil”. Que hay mujeres que hacen de su vida una mentira para poder encajar dentro del sistema. Una sociedad que juzga sin miramientos y seres humanos con miles de dudas y miedos. Miedo al fracaso, miedo a ser feliz, miedo a la pérdida, miedo a defraudar al entorno, miedo a enfrentar la realidad, miedo, miedo y más miedo.

Me gustó como la autora plantea una estratégica y muy divertida definición de los personajes, muy creativa. Les nombro algunos: “El hombre goma”: Aquel que llega a tu vida suplicando que lo enamores y luego inicia una manipulación basada en la intermitencia; “Síndrome del parasito”: Una persona que se nutre de la vida del otro, de su energía vital, emocional y convierte su debilidad en su fuerza para retenerlo; “Síndrome del copiloto” aquellas personas que dependen de su pareja para que determine el rumbo de su vida.

Mujeres que compran flores es una novela de reflexión, que nos lleva por momentos dolorosos, por caminos de descubrimientos, pero sobre todo nos enseña que la fortaleza se encuentra en uno mismo y si hay seres fuertes en este mundo, esas somos las mujeres.

Si te gustó Mujeres que compran flores, te dejo el enlace de Amazon.

Anímate y deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.