Confesiones de papel. Elizabeth Schilder.

Confesiones de papel
Confesiones de papel

Cuando hablé por primera vez con Elizabeth Schilder, autora de Confesiones de papel, no sabía que su libro estaba basado en hechos reales. Tuvimos  una charla muy amena y quedamos en que leería  la historia, una vez que ella me la enviara.

En un principio no pude empatizar con Confesiones de papel. Si bien tiene un argumento muy significativo y movilizador, no podía conectarme con la trama. Recién logré hacerlo pasado más del ecuador del libro, al ocurrir un suceso muy importante, que me reservo de contarles para no entrar en spoiler, como fichas de un dominó al ser tocadas por un dedo invisible, esa barrera que me impedía la conexión que yo tanto necesitaba con la historia, se desvanecía.

Elizabeth Schilder nos cuenta desde la mirada de una niña, las vivencias de una familia sin recursos en una Argentina también escasa de ellos. Un país abatido por la dictadura miliar, buscando -al igual que esta familia- resurgir de las cenizas.

Y lloré por primera vez con Confesiones de papel. Lloré por esas niñas, que nada tenían, llegadas a un mundo que no les daría tregua. Lloré por una infancia cruel, por el hambre que pasaron, por el frío, por el miedo, por la ausencia de un padre, por el maltrato y también por el desamor de una madre. Lloré por esos abuelos que  lo dieron todo a pesar de sus carencias.

Me queda el consuelo, después de haber terminado Confesiones de papel, que estas cuatro hermanas se tenían unas a otras, juntas pudieron resistir todo lo que la vida les presentó. Una criatura sola estoy segura que no habría podido.

Escribir una historia basada en hechos reales, deber ser extremadamente complejo. Creo que es una de las trabas que quizás sorteé al principio, donde los acontecimientos iban sucediendo contados cronológicamente pero donde no había (o por lo menos yo no pude percibir) un hilo conductor.

El comienzo de Confesiones de Papel, fue como una lista de episodios de una historia ajena donde el autor se ubica viendo las escenas desde una perspectiva externa y no desde adentro. Quizás cuando se trata de una historia de ficción esto pasaría desapercibido, pero en una novela basada en hechos reales  no, la conexión entre quien cuenta la trama -autor- y quien la vive, es fundamental. Me dio la sensación de que  Elizabeth realmente pudo conectarse con lo que estaba escribiendo   (no contar una historia más, sino una historia real) pasada la mitad del libro.

Les recomiendo Confesiones de papel, es un libro que los llevará por un camino de profunda reflexión. Eso si, no se olviden una caja de pañuelos cerca.

Si les interesa comprar Confesiones de papel, les dejo el enlace de Amazon

Laura

2 comentarios sobre “Confesiones de papel. Elizabeth Schilder.

  1. Gracias Laura por tu sinceridad, en sí Confesiones De Papel, son tres historias:
    de una madre, una hija, y de su nieta que pasando la mitad del libro, la narra en primera persona. Sea en la página que fuera, has empatizado con la historia y has llorado. Eso no tiene precio. Gracias!

Anímate y deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.