Más allá del mar. Laura Miranda. Bitácora de mis pasiones.

Más allá del mar
Más allá del mar

Cuando comienzo  una reseña, dentro de todo lo que me puede pasar hay dos situaciones que son las más complejas. Cuando el libro no es demasiado atrapante, me cuesta encontrar términos o expresiones  para armar mi reseña. Con Más allá del mar de Laura G. Miranda, al ser un libro tan movilizador,  temo no hacerle justicia con mis palabras.

La autora  tiene esa capacidad que sólo tienen los grandes escritores, de llevarte por innumerables sentimientos, todos al extremo. Si te vas a reír lo vas hacer hasta que te duela el estómago, pero si vas a llorar lo vas hacer desde lo más profundo del alma. Laura no maneja las medias tintas. Más allá del mar es un libro estremecedor del cual nadie puede salir ileso después de haberlo terminado.

Un libro pude ser movilizador por varios motivos. Uno de ellos y creo que  es uno de los más complicados por parte del autor, es la construcción de los personajes. En Más allá del mar,  están tan bien construidos y analizados, que es imposible no empatizar con ellos. Son personajes que reconocemos en nuestra vida diaria  y eso tiene más mérito: trabajar desde la realidad es mucho más complejo. Viven situaciones de la vida, como las que  me pasan a mí, como  las que te pasan a vos; situaciones reales, dolor, soledad, inseguridades,  perdonar y perdonarse, aceptación, errores, valores éticos y morales, los mandatos sociales transmitidos de generación en generación,  y sobre todo el amor en el estado más puro, aquel que traspasa las esferas de la realidad y lo posible.

Todas estas situaciones son las que se plantean en Más allá del mar. Laura hace de este libro un gran instrumento de comunicación. Ella maneja los grises, y en esta novela  podés ver y entender; que en la vida nada es absoluto, no todo es blanco o negro.; que las heridas se cierran cuando empiezan a cicatrizar y eso sólo sucede cuando aceptamos lo vivido; que romper mandatos sociales que lastiman está bueno, pero sin morir en el intento; que la soledad es necesaria pero no sentirse solo; que la vida es hermosa y hay que  vivirla a pleno, porque lo que importa es el hoy -el pasado ya pasó y el futuro es incierto-. Pero lo más importante que me llevo de esta historia es que no es necesario ver para saber qué es real. Lo más importante es lo que el corazón puede sentir.

Como se podrán imaginar el mar es el gran protagonista de esta novela. No sé si  todas, pero creo que la mayoría de las personas que vivimos cerca del océano siempre nos sentimos atraídos por su fuerza, por su belleza, por todo lo que es y lo que significa; por todo lo que trae y por lo que se lleva. Cuando terminé el libro, tuve que ir a verlo  y lo vi diferente, lo vi más lindo, lo vi inmenso, lo vi como un gran guardián de recuerdos, de historias vividas, lo vi como expectante, lo vi por primera vez como alguien que observa.

Les recomiendo Más allá del mar de Laura G. Miranda porque es un libro que trabaja la diversidad -de personas, de opiniones, de sentimientos, de valores-. Creo que en los tiempos que corren es necesario aceptar y vivir con la diversidad. Por eso no lo recomiendo sólo a algunos: yo creo que todos deben leerlo.

Anímate y deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.