Renacer de los escombros. Gabriela Exilart

Renacer de los escombros
Renacer de los escombros

En su portada  dice: “Lazos de amor tras el terremoto de San Juan de 1944”.  La esencia de este libro son los vínculos de amor, aquellos que se crean en las peores circunstancias, cargados con una mochila de tristeza y desazón. A medida que iba leyendo Renacer de los escombros, venía a mi mente una frase del autor José de la Rosa: “Ante situaciones extremas se descubre la verdadera naturaleza de personas y pueblos. Salen a la luz egoísmos, las mezquindades pero también el heroísmo y la nobleza, el desinterés de entregarnos por los que amamos y por lo que creemos justo”.

En el libro transcurren varias historias, no podría decir que una prevalece sobre las otras. Creo que Gabriela tuvo la destreza narrativa para mostrarnos, diferentes realidades que convergen en un mismo episodio: el  terremoto de San Juan en 1944.

Generalmente las novelas históricas con demasiados detalles, en algún punto, tienden a aburrirme un poco. Pero en el caso de Renacer de los escombros, nada más alejado de la realidad. Tiene la dosis justa, datos concretos para darle a la novela un marco atractivo que explica o pone en evidencia determinadas circunstancias.

Me gustaron sus personajes, muy bien desarrollados, sus miedos, sus debilidades, sus fortalezas. Me atrapó el planteo de varias historias en paralelo -si bien todas están atravesadas  por el terremoto-, son muy diferentes  unas de otras.

Cuando se plantean tantos protagonistas en una novela, tiene que prevalecer un orden para que el lector pueda empatizar con los personajes, sin llegar a marearse o a no entender diferentes partes de la trama.  El orden en la narrativa, es lo que más me gustó.

A cada capítulo lo antecede un epígrafe excepcionalmente elegido.Les comparo uno de de los que más me gustó: “La esperanza es el único bien común a todos los hombres; los que todo lo  han perdido la poseen aún” Tales de Mileto.

Si hay algo que me gusta resaltar en mis reseñas es la investigación por parte del autor. Me parece importante el relevamiento de datos reales. En el caso de Renacer de los escombros, hay un contexto político muy importante que se desarrolla en el país en 1944 y no podía quedar al margen de esta historia. Está incluido en la trama de una forma simple, pero bien desarrollado.

Recomiendo Renacer de los escombros de Gabriela Exilart, por que es una novela que reúne características muy atrapantes para el lector. Una buena estructura narrativa que mantiene el interés durante todo el libro, varios ejes que convergen en un historia muy movilizadora y por último un relevamiento de información excepcional.

Les dejo el enlace de Amazon por si quieren adquirir Renacer de los escombros de Gabriela Exilart.

La casa del silencio. Sara Bonfante.

La casa del silencio
La casa del silencio

La casa del silencio escrito por Sara Bonfante, es un tipo de libro que no leía hacía mucho tiempo -creo desde la universidad- y fue un desafío para mí. Manuel Puig vino a mi mente varias veces leyendo este libro: cómo no recordar su prosa tan significativa. Desde el inicio de esta historia, la autora presenta un mapa de lectura, constituido por: hechos y  expansiones -trama principal y subtrama-, palabras claves,  narradores y tiempos de anclajes. Si bien en un primer momento esto del mapa de lectura me tenía un poco confundida (da a mí entender demasiados detalles de la obra), con el transcurrir de La casa del silencio me vi varias veces consultándolo.

Como les decía anteriormente, la historia esta dividida entre una trama principal  y una sub trama. La familia Güemes Arduy es la protagonista de la trama principal. El padre -policía retirado-, sin escrúpulos, aspiraciones políticas antepuestas al bien de la propia familia y rodeado de  negocios sucios, en una Argentina que iniciaba su período democrático entre 1982 y 1983. La madre dominada por un matrimonio sin amor. La hija: Graciana, atormentada por una vida sin pasión, en un pueblo que la asfixia constantemente tampoco  tiene un trabajo que la satisface, ya que es empleada en la Unión telefónica.

Como subtrama la autora nos presenta la vida de Donatella -la abuela materna- de esta familia, que cuenta su vida en Trieste, Italia y la llegada a la Argentina escapando de la Primera guerra mundial.Y como cierre a este juego de tramas entrelazadas se presentan diferentes conversaciones telefónicas entre Carlos y FB; artilugio utilizado para sintetizar en parte lo que ocurre en cada capítulo,  permitiendo al lector aclarar ciertas dudas que se pueden presentar.

Interesantes componentes enriquecen el lenguaje de En la casa del silencio. Una narrativa construida en base a comunicaciones telefónicas ( el lector sólo puede “oír” parcialmente  lo que se dice), y también  a lo largo de la trama algunos fragmentos de oraciones religiosas se hacen presentes.

Para mi leer La casa del silencio  significó un desafío, no sabía si me iba a  encontrar a la altura de este tipo de libro. Se habrán dado cuenta que no me puedo detener sólo en la historia sino que debo centrar mi reseña también en la prosa, debido a la peculiaridad en la construcción narrativa; ya que  la forma en la cual está escrita se aleja  de la escritura básica de la novela lineal. Presentándonos en primer lugar un mapa de lectura y en segundo lugar, dos tipos de narradores: narrador en tercera persona del singular omnisciente -que sabe todo acerca de la acción, así como los pensamientos, las motivaciones, hace juicio de valor sobre los personajes, y también reproduce los diálogos de las comunicaciones telefónicas, -deja su voz con notas al pie- y un  narrador en primera persona del singular.

Incluir al lector en la historia es realmente significativo: como lectora me sentí parte de La casa del silencio, colaborando en cierta forma al tratar de descifrar la voz que no se escucha en las comunicaciones telefónicas y eligiendo mi propio final. Recomiendo La casa del silencio por que es una muy buena historia, narrada de manera original.

 

Sophie. Adriana Gualtieri

Sophie
Sophie

Sophie, escrito por Adriana Gualtieri es un libro que atrapa desde la primera página. Tiene una narrativa fluida y cargada de sentimientos, ambas características importantes para interesar al lector.

La autora trata con mucho respeto un tema tan significativo para la  Argentina, como lo fue la dictadura militar -hace ya más de treinta años- donde hay heridas que todavía no cierran. Debe ser difícil escribir sobre un suceso  trascendental y si a eso le sumamos una historia de ficción como parte del argumento, no creo que haya sido sencillo.

Hay hechos en Sophie que para mi gusto se desencadenan con demasiada rapidez y quizás pierden un poco de “credibilidad”. Pero entiendo que no son éstos los hilos conductores de la novela, sino la búsqueda de la verdad. Por eso creo que la autora no desarrolla con tanta precisión esa parte de la historia, sino que busca hacerlo  desde otra perspectiva.

Hay una “situación” que desde el minuto cero me preguntaba cómo iba hacer Adriana para resolverla. Casi finalizando el libro, opta por un giro argumental significativo; me gustó mucho como abordó esta parte de la historia.

En la novela se plantean dos posturas enfrentadas claramente. Ante una situación que causó tanto dolor para una nación –como fue la represión-, la autora plantea dos posiciones totalmente antagónicas y que sea el lector quien juzgue.

Sophie es una novela con mucho potencial. Posee en sus hojas abundante información, producto de una gran investigación por parte de la autora. Ese es un atributo que valoro y me encanta resaltar en mis reseñas. Cuando parte de la historia está documentada y tiene un marco real, un hecho que marcó la vida de miles y miles de argentinos, es necesaria una gran investigación, y Adriana pudo realizarla muy bien.

Sophie es una historia que emociona y logra que uno se identifique rápidamente con la protagonista. Cómo están narrados sus sentimientos, cómo la autora pudo conectar y expresar con palabras emociones tan fuertes y calar tan hondo, hace que en ciertos momentos a uno se le erice la piel.

Recomiendo leer Sophie porque es una hermosa historia  de amor, de perdón, de  luchar por lo que consideramos correcto, de no bajar los brazos aunque la adversidad se presente más veces  de lo esperado. Sophie habla de familia, de amigos que se rencuentran con el paso de los años; de conservar la esperanza hasta el último momento y que sea ella la que guíe nuestros pasos.

 

Bajo el puente de los vientos. José de la Rosa

Bajo el puente de los vientos
Bajo el puente de los vientos

Bajo el puente de los vientos  es una increíble historia de amor, de guerra, de revolución…

José de la Rosa nos lleva -con su forma minuciosa de narrar los acontecimientos revolucionarios franceses-, por una historia de amor, que abarca diez años en la vida de Isabel y Ethan. Un amor entre una dama de la corte y un revolucionario.

Creo que no existen las palabras para describir lo que sentí cuando iba leyendo “Bajo el puente de los vientos”. Si bien sabía a grandes rasgos de la Revolución Francesa, nunca había leído una novela ambientada en este trágico episodio histórico. Se puede sentir línea tras línea la convicción de los revolucionarios y sus ideas liberales, pero también los valores y los pensamientos de los que pertenecían al otro “bando”: los de la Monarquía.

El autor posee una gran destreza para contar una extraordinaria historia de amor entre dos mundos opuestos. Isabel –representante de la monarquía- e Ethan, cuyas ideas liberales sobre las transformaciones sociales, se oponían al Antiguo Régimen. Si bien ella se consideraba parte de la “Monarquía liberal” -entendía que eran necesarios determinados cambios para lograr el bienestar de todos los franceses y no sólo de algunos pocos privilegiados-, no alcanzaba a entender que éstos debieran ser tan drásticos como para llevar a la abolición de la misma monarquía.

Bajo el puente de los vientos es una gran historia de cambio, tanto desde el punto de vista político o económico, como desde las convicciones humanas. Ambos protagonistas transitan por un camino donde descubren que nada es absoluto, ni siquiera sus ideales más arraigados y que sólo el amor que los une los mantendrá a salvo.

José de la Rosa me cautivó con su narrativa, hizo que mi mente viajara por el siglo XVIII como si estuviera ahí mismo -escondida de los revolucionarios, como cortesana de María Antonieta o luchando en la plaza-. Nunca más la revolución francesa me va a causar indiferencia, ya no va hacer un acontecimiento histórico que ocurrió hace muchísimos años atrás.

Después de leer Bajo el puente los vientos comprendí que como expresa José de la Rosa en sus Notas de Autor “Ante situaciones extremas se descubre la verdadera naturaleza de personas y pueblos. Salen a la luz egoísmos, las mezquindades pero también el heroísmo y la nobleza, el desinterés de entregarnos por los que amamos y por lo que creemos justo”.