La oscuridad en el Abismo. Adriana Hartwig. Bitácora de mis pasiones.

La oscuridad en el Abismo
La oscuridad en el Abismo

Para mí los libros de Adriana Hartwig  siempre tienen algo especial. Particularmente me encanta su narrativa y la conjunción que hace de los temas en sus novelas,  La oscuridad en el Abismo no ha sido la excepción.

El amor como hilo conductor de la trama pero con una gran cuota de misterio, historia, creencias, humor y varias peculiaridades que hacen de La oscuridad en el Abismo una gran novela.

Cuando hablaba de conjunción de temas es justamente esa forma de poder crear una trama donde convergen, las tradiciones y mitos de la época, un misterio por resolver y una atractiva historia de amor.

Me gustaron mucho las dos protagonistas femeninas, mujeres fuertes y decidas a romper con los mandatos sociales impuesto por una sociedad patriarcal. Aún en tiempos tan complejos -Corrientes 1895- con costumbres tan afianzadas, ellas se impusieron.

En forma de artículos escritos para una revista del momento -Belle Époque- la autora nos muestra los pensamientos de la época con respecto a la  opresión masculina ejercida de padres a hijas que se  traslada de maridos a esposas: «Te educarás si tu familia lo permite, pero jamás demostrarás mayor inteligencia o sabiduría que un hombre, cualquiera sea su posición social o económica. Podría ofenderse».

La oscuridad en el abismo se lee muy rápido. Adriana sabe muy bien cómo integrar en la historia, su faceta de investigadora de mitos, como lo hizo en El maldito y en El farol del diablo, dos de sus anteriores novelas. En esta oportunidad le dio vida al «Aguará Guazú», «demonio que habita en la oscuridad desde que cae el sol hasta que vuelve a elevarse en el cielo, espíritu de la muerte hecho hombre».

Dermont es mi personaje preferido obviamente, pero me divertí mucho con Nely y Faustino. Les recomiendo La oscuridad en el abismo, porque es un libro que los sorprenderá hasta el final.

El códice Voynich. Reseña en Bitácora

El Códice Voynich
El Códice Voynich

El códice Voynich escrito por Iván Incerti, es una novela de cuatrocientas noventa y dos hojas de espionaje, intriga, mentiras y acción.  Está escrito de forma meticulosa de acuerdo a las características de la sociedad de la época, sin dejar cabos sueltos que pueden ensuciar la trama. Es el primer libro que leo del autor español y me ha gustado mucho, expuesto con palabras simples-, con diálogos ocurrentes y divertidos.

Me gustó la construcción de personajes. El Códice Voynich es una trama planteada con varios protagonistas que se desarrollan a lo largo de toda la novela. Se podría decir que desde un comienzo surgen dos figuras principales -Vincent y Anthony- con gran personalidad. Siendo personajes antagónicos, me fascinaron los dos por igual.

La historia sucede en varios escenarios –ciudades, países- diferentes, eso le dió un plus a la narrativa; se nota un relevamiento importante de información.

Lo que más me atrapó del El códice Voynich es como el autor logró volcar en palabras los diferentes enfrentamientos por parte de los implicados. Peleas cuerpo a cuerpo y con armas de gran calibre son expuestas en este libro de tal manera que es muy fácil poder recrearlas en tu mente. Están muy bien explicadas y detalladas con precisión.

La intriga está presente en todo El códice Voynich, me mantuvo en tensión y esperando el próximo movimiento. Tiene importantes giros argumentales, que me sorprendieron todo el tiempo. Con respecto al final, no me esperaba ese desenlace. Pero analizándolo con detenimiento, el autor mantuvo el mismo criterio en todo el libro, por eso estoy segura de que no habría podido tener otra conclusión.

El códice Voynich es una novela que mantiene al lector atrapado hasta la última página: por eso se los recomiendo. Es una excelente novela policial y de suspenso. Tiene un argumento sólido y muy bien desarrollado. Incerti trabaja muy bien los detalles y las explicaciones, y no por eso es difícil de leer –ni pesado, ni denso- cosa que suele ocurrir en algunas novelas demasiado descriptivas.

Para comprar un ejemplar del «El Códice Voynich», seguí el enlace, tanto formato digital como físico