Entrevista a María Correa Luna.

En la entrevista de hoy nos acompaña la escritora María Correa Luna. En el año 2013 publicó su primer libro titulado «El último manuscrito», en el año 2014 «Operación esmeralda», y el 2015 para dar cierre a esta saga se publicó «Custodios del secreto». Cuando la autora comienza en este camino literario, no se planteó esta historia como una saga. Pero fue el volumen escrito por lo cual decide separar los libros. «Los que corren contra el viento» es su último libro publicado el año pasado.

Entrevista

1-Si tuvieras que describirte en pocas palabras: ¿Qué dirías?

Justamente las “pocas palabras” no es una virtud en mi caso –me encantaría- pero soy una máquina de hablar, y eso me define. Yo hablo, mucho. Muchísimo. Gesticulo de manera exagerada, muevo las manos…Y, paradójicamente, amo el silencio. Es absurdo, pero ¡es así! Vivo en contradicción permanente. Soy, aunque muchas veces no parezca, una persona muy tranquila, reflexiva y a primera vista puedo parecer antipática. Después cuando la gente me conoce, sabe que no lo soy, pero suelo dar esa impresión. Me gustan las cosas sencillas, el café con tostadas a la mañana, una charla con amigos de esas que atesoras en el alma. La vida simple, disfruto mi trabajo, mis hijos, mi familia, mi casa. Para mí la felicidad está en pequeñas cosas, un scon calentito a la hora del té, leer con el mar de fondo, el abrazo de tus hijos o que la vida te sorprenda y te cruce con gente con corazón de oro. Como verás….no había posibilidad de definirme en “pocas palabras” jajaja!
 
2- ¿Lugar de nacimiento?

Nací en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires un 19 de junio de 1977 a las 00.02 horas. Nací en el Sanatorio Mater Dei, en ese entonces se llamaba “La Pequeña Compañía” (para quienes leyeron “Los que corren contra el viento” es el lugar donde también nace Ciro Aguilar J).
 
 
3-¿Tenés alguna manía, cábala a la hora de escribir?

El último manuscrito.

No la llamaría cábala, pero sí o sí tiene que haber música y el noticiero de fondo. ¿Por qué? No sabría decirte, necesito el noticiero en silencio y música. El tema de la música es una cuestión aparte, cada libro tiene “una banda sonora” diferente y, sin excepción, es música que no suelo escuchar. No tiene nada que ver conmigo y surge al azar. Cuando termino de escribir la historia es raro que vuelva a escuchar esas playslist…manías…no le busquemos explicación.
 
 
4-¿Qué libro leerías mil veces y no te aburrirías?

La batalla del calentamiento de Marcelo Figueras. Un libro mágico, te lleva de la lágrima a la carcajada en un santiamén, tiene música, filosofía y una historia que no se olvida. Es un libro inigualable.
 
 
5-¿Qué lugar ocupa la lectura en tu vida?

Leer es uno de mis mayores placeres. Me encantaría tener más tiempo para hacerlo, lo cierto es que los últimos años –trabajando, con dos chiquitos, escribiendo y demás- la lectura ha perdido espacio, pero no dejo de hacerlo. En vacaciones no paro de leer. Me paso el año diciendo “este libro para las vacaciones” y llegan las vacaciones y los devoro, uno tras otro, lógico nunca leo todo lo que quisiera, pero ¡cómo lo disfruto!
 
 
6- ¿Sobre qué te gusta más escribir?

Operación esmeralda.

Misterios, sin duda. Me gustan los enigmas de la historia, la Atlántida, la biblioteca de Alejandría, las ciudades perdidas, la sabiduría egipcia….y todo eso acompañado de una buena historia de amor y desamor y, claro está porque sino no sería una de mis historias, asesinatos y demás cuestiones policiales.
 
7- ¿Y lo que menos?

No se escribir humor. Por ejemplo, la leo a María Border y me rio como loca desde la página uno hasta el final. Es un arte hacer reír y ella lo maneja con maestría. Yo directamente no sabría cómo hacerlo.
 
8- ¿Prefieres crear personajes buenos o malos?

Me encantan los grises. Los personajes que son malos, malos, malísimos pero tienen un costado de bondad o cierta conciencia. Como así también los buenos que actúan mal pese a ser almas nobles. El gris me atrae mucho, sin embargo si me decís que puedo elegir un solo personaje, voy por el malo. Amo los villanos, disfruto mucho armarlos. Y siempre hay un motivo detrás de esa maldad, nunca es porque sí. A Julia Durée (personaje que aparece por primera vez en Custodios del secreto) los lectores la odiaban –yo la amo desde el primer momento- en Los que Corren contra el viento cuento la historia de Julia, el porqué de esa “maldad” que lleva en el alma…ahora los lectores la quieren.
 
9-Siempre pienso en el momento de inspiración. Si es un momento o un proceso,  si surge simplemente de la nada, como una pequeña punta de algo mucho más complejo para desarrollar o es algo elaborado. ¿Cómo lo vivís vos?

Me ha pasado de las dos maneras, de la nada una idea sale y me largo a escribir. Y también he atravesado procesos largos de armado porque tengo el “tema” sobre el que quiero escribir, pero no surge la historia aún. Empiezo a investigar un tema, leo, avanzo….y durante ese proceso nace una historia…
 
10- ¿Cómo transitás el proceso de relevamiento de información?

Custodios del secreto.

A veces se me hace demasiado largo. Los dos últimos libros el “cuerpo teórico” de la investigación se había convertido en una suerte de Biblioteca de Babel infinita. Llegue a un punto en que tuve que parar, recortar y enfocar en lo que me interesaba. En “Los que corren…” -que trata sobre la posibilidad de que Hitler haya escapado del bunker y se haya escapado a nuestra Patagonia-, había tanta información que un día dije “basta esta es la información que voy a usar” y no compré ni busqué más libros al respecto porque sino no terminaba más.
 
 
 
11- ¿Te gustaría incursionar en algún género nuevo? ¿Cuál?

Siempre quise escribir cuentos para chicos. Algún día lo voy a hacer.
 
12- Hace poco salió a la venta tu última novela, «Los que corren contra el viento». Contanos un poco de este nuevo libro.

LQCCEV es una historia de amor, venganza e imposibles. Amores nuevos y amores viejos, venganzas y odios no resueltos en relación a lo imposible, aquello que no se puede cambiar. La muerte, el pasado, esos dos hechos son inalterables, no podemos modificarlos, revertirlos, son taxativos. De ahí el título, los que corren contra el viento se encuentran en una carrera fútil, no van a ganarla, no pueden. Nadie es más veloz que el viento….
 
 
13-¿Qué opinas de los Blog literarios?

Los que corren contra el viento.

No podría estar más agradecida por los blogs literarios, sin ustedes no habría real difusión de nuestros libros. Ustedes nos leen, nos analizan, nos hacen ver partes de la historia que quizás no habíamos pensado, y son el ojo más crítico y sincero que nos lee. Cuando un blog te dice que la historia es buena y atrapa o que es un “ni fu, ni fa” sabes que lo dicen con sinceridad y conocimiento de causa. El blog y los grupos de lectura son, a mi entender, el motor que hace circular el libro y por eso estoy más que agradecida.
 
14- ¿Te gusta que te reseñen?

Me encanta. Me gusta ver otra mirada sobre una historia que yo he repasado, recorrido y revisado infinitas veces. Me gusta la mirada fresca del ojo entrenado que, si hice las cosas bien, podrá captar lo que busqué transmitir.
 
 
15-Cuando la crítica no es buena: ¿Qué te aporta?

Soy una persona muy abierta a la crítica. Me sirve, tanto en lo personal, en la escritura y en el trabajo. Creo que la humildad y saber escuchar nos hace crecer, aprender y mejorar. Por ejemplo, sobre El último manuscrito un lector me hizo notar que repetía nombre y apellido de los personajes de manera reiterada; por ejemplo “Ana Beltrán tenía la mano apretada….” Y luego volvía a decir “Ana Beltrán levantó la mirada y….” y siempre nombraba al personaje con nombre de pila y apellido. Resultaba cargoso. Yo no lo había notado, no lo había visto, cuando leí esa crítica lo noté y agradecí el comentario porque si no hubiera seguido escribiendo así, en Los que corren…me esforcé muchísimo por no repetir ese formato. Creo que hizo más liviano al texto. La crítica, cuando es con buena intención, suma y mucho.
 
 
16-¿Estás trabajando en un nuevo proyecto?

Si. Estoy escribiendo la historia de Verónica Ávalos. Verónica, agente de Interpol, es un personaje muy importante en la trilogía de Ana Beltrán y, en especial, en Los que corren…, tanto así que el triángulo amoroso que se establece entre ella y el director de Interpol, Román Benegas y el comisario general de la Policía Federal Argentina, Justo Zapiola, merece un libro aparte. Claro está, habrá un crimen, un enigma por resolver y viajes por el mundo mientras ella decide con quién se queda: ¿Román o Justo? Habrá que ver…
 
17-¿Dónde te pueden encontrar futuros lectores? Facebook, Twitter, Instagram etc.

En FB como María Correa Luna y en IG como @mariacl77
 
18-Alguna pregunta que te hubiera gustado contestar y no te hice.

Agradecerte la paciencia por la demora en responder y, además, agradecerte siempre que sean tan amorosas y cariñosas conmigo. Gracias infinitas por todo.
Beso grande Lau!

Gracias María Correa Luna por tomarte un tiempo de tus vacaciones para responder esta entrevista. Fuiste muy generosa en todo el proceso, gracias de corazón.

Les dejo los enlaces de Amazon para adquirir los libros de la autora.